Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

De la mano de la progresiva instalación de la sanidad privada en España estamos viendo la aparición de muchísimas webs que nos ofrecen ofertas, bonos descuento o cupones para realizarnos cirugías (sobre todo de medicina estética), acudir a consultas de médicos privados o hacernos las pruebas de laboratorio que queramos.

Un ejemplo del funcionamiento de estas webs es la plataforma de Bonomedico.es. El paciente busca un centro médico o especialista. Una vez elegido el centro, reserva su cita por teléfono y compra un bono por 39€. Con él puede asistir a una consulta en ese o cualquier otro centro concertado, para cualquier especialidad sin pagar nada más.


Y claro, como todo en la vida, el tema de los cupones descuentos en medicina y la medicina "low cost" tiene sus pros y sus contras, lo que nos puede dar pie a debatir el tema. Yo por mi parte os voy a exponer mis opiniones:

A favor:

  1. A pesar de considerarme totalmente a favor de la Sanidad pública, gratuita y universal, creo que no se nos puede privar el derecho de acudir a la Sanidad privada cuando nos apetezca. Este tipo de webs acercan la medicina privada a la población general, convirtiendo algo relativamente complejo para algunas personas en algo sencillo al ofrecer la atención sanitaria en packs establecidos y entendibles.
  2. Indudablemente los descuentos y ofertas que ofrecen posibilitan que un mayor número de personas puedan acudir a la Sanidad privada cuando quieran. Ayudan a acercar la medicina privada al ciudadano de a pie.
  3. A diferencia de los seguros privados, no te obligan a firmar contratos ni pagar cuotas periódicas durante largo tiempo (también es verdad que no se deben de comparar estos servicios).
  4. Permite a los profesionales sanitarios que ofrecen sus servicios tener un mayor margen de beneficios en relación a lo que les pagan las compañías de seguros de salud, con lo que al ganar más que con las aseguradoras, la atención en consulta es tan buena o mejor que la de los pacientes de las mismas.

En contra:

  1. Una medicina low cost puede significar peores medios y peor atención al paciente (aunque no tiene por qué necesariamente). Hay profesionales y clínicas (una minoría) que caen en la tentación de ofre­cer tratamien­tos a pre­cios irriso­rios, encontrándose con que ape­nas cubren costes y, por su parte, el cliente puede quedar insatisfecho en estos casos, pues no resulta rentable dedi­carle el tiempo y la aten­ción sufi­cientes para brindarle un ser­vi­cio de cal­i­dad.
  2. Puede producirse la pérdida del filtro que supone el médico de familia de la sanidad pública, con lo que el paciente puede acudir a la Sanidad especializada cuando realmente no la necesita.
  3. Pueden verse casos de sobrediagnóstico y sobretratamiento, al tener los pacientes más fácil el acceso a los mismos (véase el sangrante caso que vimos hace tiempo con Groupon), y de lado de los profesionales sanitarios se pueden producir al querer aumentar las ganancias.
  4. Para terminar dejo el tema estrella: la mercantilización de la salud de las personas. Cada uno tendrá su opinión sobre ésto. Yo solo digo que hay que tener mucho cuidado con la deriva que está teniendo la sociedad en cuanto a éste tema, y no olvidar que los sanitarios también somos pacientes.

Os invito a dejar vuestras opiniones en los comentarios :)


{ 6 comentarios... léelos y comenta }

  1. Hace poco una amiga médica me comentó que estaba saturada de que le llegaran pacientes diciendo que tenían cáncer. Cuando se puso a investigar un poco descubrió que en páginas como Groupalia promovían los análisis de marcadores tumorales. No sé mucho del tema, pero por lo que me explicó es bastante inútil hacerse ese tipo de análisis, porque los valores pueden salir altos debido a infecciones y cosas así, no tiene por qué ser necesariamente debido a un tumor.

    En mi opinión, este tipo de ofertas suelen provocar más histeria general y problemas a los médicos que soluciones a los pacientes, como usuaria, no confiaría nunca en un tipo de consulta de estas.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. De hecho en el post mencionamos el caso de los marcadores tumorales en Groupon http://www.medicinajoven.com/2013/06/cuidado-con-la-oferta-de-groupon.html

    Creo que a veces se aprovechan del miedo de la gente como tú dices...

    Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  3. Entre esto y los mal llamados "programas de televisión sobre salud" mal vamos.

    El paciente pasa a ser cliente, y ya se sabe que el que paga manda...así que a servir. ¿Que quiere marcadores tumorales, aunque no sepa su efectividad, su eficiencia, ni conozca los conceptos de falsos positivos y valor predictivo? No pasa nada, el que paga manda y por tanto se le saca sangre y se analiza, si tiene una PSA una mijita elevada ya se encargará el paciente de mirar por Internet y salir corriendo a pedir que le quiten la próstata. ¿Que quiere hacerse un TAC porque le duele la cabeza y teme tener un tumor cerebral como el primo de su vecina aunque se le explique que una TAC equivale en cantidad de radiación a unas 400 radiografías? No pasa nada, el que paga manda y tiene derecho a llevarse su TAC a casa y ponerle un marco si le apetece.

    Lo he dicho con mucha ironía y mala leche...pero es que cada día me indigna más la mercantilización de la salud y cómo unos cuantos listos se aprovechan de la ignorancia en estos temas.

    ResponderEliminar
  4. Yo no sería tan dura, está claro que pruebas como la de los marcadores tumorales contribuyen a aumentar la histeria colectiva, pero ¿y si realmente el que lo compra tiene cáncer y hacerse la prueba le ayuda a detectarlo antes? La sanidad pública es buena, eso lo tenemos claro, pero a veces no es todo lo rápida que sería necesario.

    Y luego están los tratamientos que sólo podrías hacerte por privado como cirugía estética, ortodoncia... yo por ejemplo reconozco que me operé de miopía con un bono de Medprivé, y tan contenta que estoy. Me salió más barato que directamente haciéndolo por la clínica, y el trato fue igual de bueno.

    ResponderEliminar
  5. También hay que tener en cuenta el perfil del paciente o cliente porque no es lo mismo comprar un bono para un TAC inducido por una oferta de groupon, cosa que me parece absdurda, que un bono de consulta de bonomedico.es para tener una segunda opinión sobre un problema de salud, que parece que sólo son 39€. Ese servicio parace bastante razonable y puede solucionar algún que otro problema.

    ResponderEliminar
  6. Exacto, hay ofertas y ofertas, no todo son estafas en la viña del Señor. Nos hemos desviado un poco del tema principal que son los bonos para conseguir acceder a una consulta más barata. En muchos casos nos puede venir bien este tipo de ofertas...

    ResponderEliminar