Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ


Es muy dificil resumir en una entrada todo lo que sería necesario para comprender en realidad todo lo relacionado con este tema. Resumiré las conclusiones a las que se ha llegado en los estudios sobre Cervarix y Gardasil (las dos vacunas actualmente disponibles) en dos entradas separadas, una para cada compuesto; además enlazaré a los trabajos originales para el que quiera mayor profundización.



Cervarix


Cervarix es una vacuna para la prevención de las lesiones cervicales premalignas y cáncer de cérvix relacionados causalmente con los tipos 16 y 18 del Virus del Papiloma Humano (VPH). Los VPH-16 y VPH-18 son responsables de aproximadamente el 70% de los casos de cáncer de cérvix en todas las regiones del mundo. La duración de la protección no ha sido totalmente establecida. No se ha estudiado ni el momento ni la necesidad de una(s) dosis de recuerdo.
*Neoplasia Cervical Intraepitelial= (CIN)

El virus se transmite por contacto sexual (no por los fluidos sexuales), a través de piel y mucosas durante las relaciones coitales. El uso del preservativo disminuye el contagio sexual, pero no lo elimina.

España es de los países del mundo con menor prevalencia de la infección por el virus del papiloma, en torno al 3% en mujeres de más de 30 años. Superan en mucho esa tasa las prostitutas, las mujeres encarceladas, y las mujeres con SIDA (esta especialmente diseñada para mujeres promiscuas, con relaciones sin proteccion y generalmente de bajo nivel socioeconomico).

En España hay unos 2.000 casos de cáncer de cuello de útero al año, y unas 600 muertes por esta causa. Es decir, el 99,7% de las mujeres que mueren en España no muere por cáncer de cuello de útero. Entre las 600 muertes anuales por cáncer de cuello de útero, no se había hecho citología al 80% de las mujeres; es decir, cuatro de cada cinco mujeres muertas por cáncer de cuello de útero no tenían hecha nunca una citología (importancia manifiesta de la realizacion de las citologias).

Su eficacia está demostrada a/ con resultados intermedios, no finales (disminución de displasias, no de cánceres de cuello de útero ni de muertes por el mismo), b/ con resultados que no distinguen entre CIN2 y CIN3, c/ en grupos muy seleccionados en ensayos clínicos, y d/ con mujeres de 16 a 26 años.

No está demostrada su eficacia en el grupo de población que se propone vacunar, niñas de 9 a 12 años. En este caso sólo se ha demostrado su capacidad inmunogénica (producción de anticuerpos en sangre). No está demostrada su eficacia en niños (varones). Está demostrada su ineficacia en mujeres no vírgenes. No hay datos de efectividad (en la práctica habitual, en población general)

La mortalidad por cáncer de cuello de útero no es un problema mayor, ni un problema de salud pública; es un problema porque se ha "inflado". El impacto esperable en salud es menor, por la baja mortalidad por cáncer de cuello de útero. Por ejemplo, es seis veces más probable morir por ingesta diaria de aspirina, o por ir en coche, lo que mucha gente desconoce.


Eficacia profiláctica en mujeres negativas a VPH-16 y/o VPH-18

Eficacia en la profilaxis de CIN2+ en mujeres que fueran ADN negativas y seronegativas para los tipos relevantes de VPH (VPH-16 o VPH-18) y que hubieran recibido al menos una dosis de Cervarix o del control:

Por VPH-18 =83%
Por VPH-16=93%
Por VPH-16 y/o 18=90%


Eficacia en la profilaxis de infección persistente de 12 meses en mujeres que fueran ADN negativas y seronegativas para los tipos relevantes de VPH (VPH-16 o VPH-18) y que hubieran recibido al menos una dosis de Cervarix o del control:

Por VPH-18 =66%
Por VPH-16=80%
Por VPH-16 y/o 18=76%


Eficacia profiláctica frente a la infección por VPH-16/18 en una población negativas a tipos de VPH oncogénicos:

En el grupo control del estudio 001 se produjeron cinco casos de infección persistente de 12 meses por VPH-16/18 (4 por VPH-16 y 1 por VPH-18) y un caso por VPH-16 en el grupo que recibió la vacuna. Eficacia=90%.


Eficacia profiláctica en mujeres con infección actual o previa por VPH:

No se observó evidencia de protección frente a la enfermedad causada por los tipos de VPH para los que los sujetos eran ADN positivos al inicio del estudio.

Un siete por ciento de las mujeres presentaban infección en el momento de la vacunación (es decir, eran ADN positivas para el HPV-16 y/o HPV-18) de las que solo un 0,5% fueron ADN positivas para ambos tipos de VPH.


Conclusiones en términos de efectividad

Si extrapolásemos los datos del estudio a la población española, un 7% de las mujeres españolas estarían infectadas por VPH-16 y/o VPH 18; en estas mujeres la vacuna seria inefectiva por completo. Estas 2 cepas producen el 70% de los casos de cáncer de cérvix en el mundo; en este estudio se ha encontrado una eficacia en la profilaxis de Neoplasia Cervical Intraepitelial por estas cepas rondando el 90%, lo que reduce la efectividad de la vacuna (de media en la poblacion general) hasta el 63% aprox.


Conclusiones Epidemiologicas

El cáncer por cuello de utero solo produce en España el 0’3% de las muertes de mujeres. En este 0’3 %, unas 600 mujeres, el 80% de ellas no se había realizado nunca una citología; con citologías, las muertes se hubieran reducido enormemente, por lo que ese 0’3 % de muertes hubiera sido aun mas reducido, convirtiéndose el cáncer por cuello de utero en una causa de muerte poco importante, cosa que no explicaría el alto gasto económico del Estado en proporcionar esta vacuna (300 euros aprox cada una). Ademas, no está demostrada su eficacia en el grupo de población que se propone vacunar, niñas de 9 a 12 años.
Vamos que si acudes regularmente a hacerte las citologias y no eres en exceso promiscua el riesgo de morir por cancer de cérvix es muy bajo; si te apetece bajar ese riesgo muy bajo a la mitad, entonces pontela.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments