Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Sanguijuelas y lancetas fueron utilizadas por la medicina durante una cantidad de siglos incomprensiblemente larga. Sin la menor idea de cómo se generaba la sangre, ni de cuánta había en el organismo, se sometía a los pacientes al riesgo de morirse desangrados, bajo el pretexto de que las sangrías curaban todo tipo de enfermedades. Hay quienes sostienen que las sangrías mataron a más personas que las guerras e, incomprensiblemente también, tan tarde como en 1953 se siguieron usando. Por lo menos, en ese año, el mismísimo y siniestro Josef Stalin probó las mieles de este particular “método de curación” (y casi, casi, de asesinato).

Si le preguntaras a un médico de hace un par de siglos que porqué hace sangrías probablemente la respuesta sería: “porque así se ha hecho siempre”. Este “porque así se ha hecho siempre” podría explicar la supervivencia por unos sólidos 2500 años de una práctica médica inútil en el mejor de los casos y perjudicial casi siempre: la sangría. Se extendió desde la Antigüedad hasta bien entrado el siglo XIX, tal vez más tarde; consistía en desangrar al paciente con la esperanza de que se repusiera de enfermedades, evitara la muerte o estuviera en condiciones de sortear futuras dolencias.

Si estais interesados en conocer la historia de la sangría pinchad aqui.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments