Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Después de La vida es suero y El tiempo entre suturas, y tras recorrer media España infructuosamente haciendo turismo de oposición en busca de la plaza fija, la Enfermera Saturada, «Satu» para los amigos, vuelve a la carga más saturada y más desatada que nunca con Las uvis de la ira.

COMPOSICIÓN
Principio activo (75%): Humor sanitario.
Excipientes (25%): Ironía, humor negro, algún tuit y mucha retranca gallega.

POSOLOGÍA
En adultos no sanitarios, administrar un capítulo cada 8 horas. Si se pertenece al gremio, administrar libremente.

INDICACIONES
Capítulos de humor sanitario para enfermeras saturadas, estudiantes, supervisoras, mujeres que llaman de la bolsa de empleo, sanitarios en general y pacientes en particular.

CONTRAINDICACIONES
No se recomienda su administración en ministros de Sanidad.

PRECAUCIONES
Aplicar con cuidado en consejeros de Sanidad y directoras de Enfermería.

EFECTOS SECUNDARIOS
Explosiones descontroladas de risa, pérdidas leves de orina, deseo irrefrenable de estudiar enfermería y adicción al mundo de Enfermera Saturada.

INTOXICACIÓN
En caso de sobredosificación, no llamar al Centro Nacional de Toxicología.

PRESENTACIÓN
100% papel. Tinta no comestible.

ADVERTENCIAS
Mantener fuera del alcance de enfermeras tristes.

Puedes adquirir el libro a través de Amazon a través de este enlace

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments