Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

De cara a hacer más visible una especialidad tan olvidada como la Hidrología médica (de cara a las próximas elecciones de plaza MIR) he decidido realizar una pequeña entrevista a una especialista en la materia, la Doctora Mª Antonia López Fernández. Podéis seguirla en su cuenta de Twitter @Tonatica


1. ¿Por qué te decidiste a hacer Hidrología Médica? 
Por cuestiones del corazón y favorecidas por el lugar donde nací decidí hacer Hidrología Médica. Mi vocación primera desde muy pequeñita ha sido la medicina, la atención a las personas de cualquier edad integradas en su ámbito cotidiano, cosa que transmitía a mi padre preguntándole con frecuencia: Papá, ¿puedo saber toda la medicina para las personas?, con el paso de muchos años y casi finalizando la carrera en la Facultad de Medicina de Murcia, me dí cuenta de que eso recibía el nombre de Medicina Familiar y Comunitaria en la que estoy totalmente inmersa a día de hoy. De forma paralela en mi crecimiento, mi padre nos transmitió con su propio hábito un modo de ocio: la vida en la naturaleza, tanto en el mar como en la montaña, disfrutando de sus paseos, el sol, la arena, la brisa húmeda marina y la brisa seca de la montaña, los "barros" del Mar Menor, la alimentación sana, el ejercicio aeróbico,... y de forma casi mágica nos hablaba de las aguas termales, míneromedicinales de los Baños de Fortuna en el Balneario de Leana, con sus propiedades curativas a las que íbamos algunas veces al año. He de decir que vivo en una comunidad autónoma con tradición y cultura termal con dos Balnearios de referencia: Archena y Leana, ambos con manantial propio de aguas declaradas míneromedicinales con distintas propiedades terapéuticas además de un centro de Talasoterapia en San Pedro del Pinatar, que aprovecha el agua de mar, los productos marinos e incluso el clima para sus tratamientos. 
Una vez terminada mi primera especialidad, y sobretodo cuando firmé una interinidad, pude de nuevo presentarme al examen MIR, elegir Hidrología Médica para estudiarla como Especialidad de Escuela en la Universidad Complutense de Madrid, de esta forma le puse "ciencia" a lo que mi padre nos transmitió con todo su corazón.

2. Cuéntanos un poco como es el día a día del trabajo de un especialista en Hidrología.
Realicé mis prácticas en los Balnearios de Leana (Baños de Fortuna) y Lanjarón (Granada) durante el estudio de la especialidad, posteriormente el trabajo ha sido muy espaciado y adaptado a los horarios de mi interinidad y compromisos como Médico de Familia, pero que complemento con mis conocimientos en Hidrología. He trabajado en un Balneario de aguas míneromedicinales y en un centro de Talasoterapia dentro de mi comunidad autónoma. La jornada de trabajo se basa principalmente en la consulta, igual que un Médico de Familia, y a veces en la atención a las urgencias, que son pocas afortunadamente sucediendo en las piscinas termolúdicas, circuitos termales o zonas de tratamientos en general, a veces en los hoteles donde se alojan los pacientes/usuarios. En consulta la herramienta principal es la historia clínica completa y la exploración física detallada, todo en busca de contraindicaciones de la cura termal o la inmersión en el agua u otros tratamientos que puedan descompensar la patología de base del paciente. Nos encontramos, según los fines que tenga el balneario, con distintos tipos de usuarios, los que vienen simplemente para descansar y buscar terapias o programas integrales que le ayuden a ello, y los usuarios o pacientes que solicitan el tratamiento de alguna patología, la más frecuente es osteoarticular/osteomuscular, pero también acuden para tratamientos de psoriasis, fisioterapia y rehabilitación bajo agua pre y postintervención quirúrgica, EPOC, asmáticos, etc. Según los centros, puedes trabajar integrada en un equipo multidisciplinar formado por fisioterapeutas, técnicos de baños, nutricionistas y esteticienes.

3. ¿Recomiendas ésta especialidad a futuros residentes? ¿Cuáles son sus pros y sus contras?
Claro que recomendaría esta especialidad a los futuros residentes de Medicina de Familia y otras como Traumatología, Reumatología, Rehabilitación y Medicina del Deporte. La puedes realizar a la vez que trabajas, te puntúa en bolsa de trabajo y en oposiciones como cualquier otra, aunque lo principal es que complementa tu propia formación en cuanto a la oferta terapéutica que le puedas dar al paciente que con cierta frecuencia se traduce en una reducción del consumo de medicamentos y limitaciones funcionales, añado la importancia de conocer las contraindicaciones de la cura termal a lo que pongo un ejemplo muy simple para que se entienda: en verano los paciente acuden a por sus recetas para uno o dos meses cuando se van de veraneo a la playa, es aquí cuando ante una persona con EPOC, con insuficiencia cardiaca, cardiopatía isquémica o arritmias tenemos que dar nuestras advertencias, posiblemente tendríamos menos síndromes de inmersión, ¿os habéis planteado alguna vez por qué en los balnearios no se dan con tanta frecuencia y en la época veraniega se ponen de manifiesto? no obstante, habría que desarrollar una investigación en toda regla antes de aventurarme con mi afirmación. 
En cuanto si Hidrología Médica tiene "contras", diría que no tiene grandes salidas laborales a no ser que estés dispuesto a desplazarte a los distintos Balnearios o/y Talasos españoles e incluso europeos si quieres vivir económicamente de ella de forma modesta. Es un especialidad que tienes que autofinanciarte durante dos cursos académicos y posteriormente se desarrolla aún en el ámbito privado con un sueldo muy modesto como ya he dicho, sus terapias no están al alcance económico de todos los usuarios aunque las puede facilitar el Programa de Termalismo Social del Imserso y los Programas específicos que desarrolle cada comunidad autónoma.

4. ¿Crees que es una especialidad poco conocida en el ámbito médico? ¿Por qué?
Es verdad que se trata de una especialidad poco conocida incluso dentro de la propia formación en la carrera que brilla por su absoluta ausencia, nos sucede igual con la Medicina de Familia siendo toda una lucha actualmente, imaginaos pues con la Hidrología donde a penas se forman por año unos 10 especialistas, sólo en Madrid, se lo tienen que pagar, se ven abocados a buscar trabajo fuera de su comunidad si no tienen ya un empleo como era mi caso, es una formación en vías de extinción, y que aún tras terminar la especialidad genera algo de extrañeza entre tus compañeros (salvo cuando deciden irse de vacaciones tipo turismo de salud o presentan alguna patología de las mencionadas). No obstante es muy agradable y relajante de ejercer, el ambiente balnear impregna estos lugares con un especial sosiego incluso dentro de la consulta.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments