Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Felizmente hoy tenemos un invitado de categoría que nos ha enviado amablemente éste artículo. Su nombre es Alberto Garrido, he hecho el MIR este año y es de Ourense. Aprovecho para recomendar el blog que ha comenzado a escribir titulado Medicina Veraz (su cuenta en Twitter es @medicinaveraz). Os dejo con el post:

Kaplan y Meier confirman que en realidad su gráfica es un plano de Scalextric

El escándalo estalla tras la denuncia de una alumna de la universidad de Albacete. Al parecer la joven, que cursa 2º de medicina con excelentes resultados, tuvo acceso a una copia del examen MIR al que su hermana mayor se había presentado el 1 de febrero de este año.

“Me quedé estupefacta –confiesa-. Enseguida me di cuenta de que aquellas líneas sin sentido me eran familiares. Durante dos días no supe que pensar, simplemente no podía dejar de verlas en mi cabeza… Hasta que caí en la cuenta. Aquellas líneas eran iguales que las del scalextric que me habían regalado por mi décimo cumpleaños”

Comenzó entonces una fugaz batalla legal con la que su hermana, Clotilde Teima, pretendía anular dos preguntas que a su juicio “Son una farsa y tomadura de pelo. No me he matado a estudiar para que vengan unos señores que han vivido del cuento todos estos años a hacerme perder netas”.

“Al principio nadie nos apoyaba –señala Clotilde con lágrimas en los ojos- pero cuando una va con la verdad por delante estas cosas caen por su propio peso” Y subraya “Es que cuando te lo dicen lo ves muy claro, porque ves que está unida por arriba y por abajo, que tiene curvas cerradas y pequeñas rectas… Me siento muy engañada, y creo que hablo por todos los opositores cuando exijo justicia”

Acorralados por el furor legal de Clotilde y llamados a testificar por el tribunal de Estrasburgo Kaplan y Meier no han tenido más remedio que confesar.

“Nunca quisimos engañar a nadie –afirma Kaplan-. Todo ha sido un gran error”. Y Explica “El mundo de la estadística es duro, tienes que ganarte el respeto de otros estadísticos que se pavonean por ahí. Por aquel entonces teníamos un empleo a tiempo parcial como diseñadores de Scalextric y pensamos que no haríamos mal a nadie si nos inventábamos un concepto ininteligible y creábamos una curva inventada para darles en las narices a todos esos presuntuosos –cuenta entre sollozos”.

Las declaraciones de Meier son más reveladoras si cabe: “Nos creíamos dioses, nos creíamos Gauss, nos creíamos Neyman; no podíamos dejarlo, era demasiada la tentación”


Demandas millonarias

Por su parte los afectados no se han quedado quietos. A la demanda original de Clotilde se han unido otros muchos opositores MIR que reclaman daños morales y psicológicos, amén de pedir al minsterio de Sanidad que anule las preguntas correspondientes a la imagen.

“Estuve cuatro días llorando sin parar porque no entendía para qué servía esa curva – afirma Juan García, de 24 años-. Adelgacé dos quilos de la pura ansiedad que me causaba ojear el manual de estadística, perdí amistades e incluso estuve en tratamiento psiquiátrico” y continúa “Me han destrozado la vida. A veces me despierto en medio de la noche gritando PROGRESIÓN o SUPERVIVENCIA. No consigo tener una vida normal”

Por su parte, Martina Clalígula, del Ministerio de sanidad ha respondido a la polémica con su habitual franqueza “Era la pregunta irresoluble que tocaba. Ojo, que nosotros algo ya nos olíamos con la curva esa que no tenía el menor sentido, pero no la vamos a anular. Siempre tenemos que meter alguna pregunta que los desquicie en medio del examen, eso va por ley. De hecho la pregunta de remplazo que teníamos era una en la que había que diagnosticar una gripe por una biopsia de cristalino, así que menos quejarse”.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments