Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ


El protagonista de la historia, James Shutt, de 23 años, comenzó con la tarea de diseñar éstos productos al darse cuenta de cómo, contrariamente a la creencia popular, los usuarios de bolsa de colostomía eran cada vez más jóvenes. Como todos sabemos, las mujeres jóvenes son muy sensibles a cambios negativos en su imagen corporal, por lo que para que se sintieran más seguras cuando están sin ropa (nos referimos sobre todo durante las relaciones sexuales) creó esta línea de lencería y broches para colocar encima del estoma y disimular la abertura. Ésto permite tener relaciones sexuales sin el inconveniente de usar una bolsa de colostomía llena. James también ha desarrollado una línea de arte corporal y tatuajes para hacer más atractiva la zona del estoma.

Como veréis en las imágenes que os dejo a continuación, los diseños de las bolsas son sexy, elegante y sutil, y su objetivo es hacer que las mujeres se sientan con más autoestima en el dormitorio








{ 6 comentarios... léelos y comenta }

  1. Es un poco inutil toda esta lencería, porque si no puedes hacer irrigaciones debes llevar la bolsa todo el rato. Hagas lo que hagas se va a ver una bolsa ahi pegada.

    ResponderEliminar
  2. Modelos muy interesantes, deben darse a conocer en las redes sociales para servir como soluciones para las mujeres en los momentos íntimos de su vida y también para elevar la autoestima.
    Lo que me pareció extraño, las mujeres son utilizadas como un modelo no son una ostomía, no porque está claro que las cicatrices que la cirugía de esta magnitud provoca a la persona. Mi sugerencia sería que si usaban las mujeres realmente ostomía para esta exposición.
    Abrazos
    Mario Romero-Brasil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ideia é muito válida e faremos isso aqui no Brasil! Com mulheres verdadeiramente ostomizadas e sem auto preconceito. Sou uma das voluntárias pra esse trabalho!

      Eliminar
  3. Que bom chegar aos 65 anos e 33 anos de ostomizada e poder ver na Internet jovens assumindo a sua Ostomia e falando abertamente em lingerie sedutoras, pois quando fiquei ostomizada em 1980 ninguém tinha coragem de mostrar seu Ostoma com tatuagem. Os tempos mudaram e, com certeza, essa liberdade corporal ira trazer alegria e esperança para viver com a Ostomia. Na minha época os ostomizados queriam se jogar debaixo do trem da Central do Brasil e o medo enorme que o vizinho, o patrão, o amigo soubessem da Ostomia era um desastre emocional. Como foi bom sobreviver até Fagora e boto fé que irá melhorar muito a imagem das pessoas ostomizadas no mundo. Cândida Carvalheira

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores. Pero no os dais cuenta que no tiene ni aro. Que vergüenza intentar hacer parecer normales a las que ya lo son. Que queréis decir, que no hay forma de que las colostomizadas podamos parecerlo?

    ResponderEliminar