Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

El cacharro que os presento es, por lo menos a mis ojos, la mejor fiambrera del mundo para un sanitario. La cuestión es que te pasas bastante tiempo para preparar una comida abundante y exquisita para sobrellevar bien la guardia (esos tiempos en los que te paga la empresa la comida de las guardias parece que se acaban) y llevarla al trabajo, solo para que después te encuentres con que un rastrero ladrón allanó tu tupperware y te robó la comida. Y claro, hay un montón de maneras de combatir a un ladrón. Puedes dejar notas pasivo-agresivas, pero solo conseguirás que se rían de tí. Creo que lo mejor es llevarte una de estas fiambreras

La "fiambrera para transporte de órganos" emplea tres métodos diferentes para disuadir al aspirante a ladronzuelo: 

  1. Tu fiambrera va a tener un diseño único. Todo el mundo sabrá a quién pertenece, y el hecho de que el ladrón sepa a quién le está robando haría que el ladrón se sienta culpable por el robo.
  2. El contenido de su bolsa de órganos humanos seguramente no le será apetecible a nadie como almuerzo. Esto disuade al ladrón de siquiera querer abrirlo, por no hablar de robarlo. 
  3. Si la bolsa en realidad contuviese órganos humanos, la apertura de la bolsa podría contaminar el contenido, arruinando las posibilidades de trasplante, lo que sería moralmente reprensible en una escala que supera con mucho el simple robo de un almuerzo.

Si quieres rematar la jugada, puedes pegarle una etiqueta de bioriesgo para aumentar la seguridad. Garantizado.





Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments