Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Como ya habréis comprobado viendo los Juegos Olímpicos de Londres, los deportistas durante el ejercicio sudan, sudan abundantemente. Como ya sabéis, al sudar nuestro cuerpo pierde cierta cantidad de agua y electrolitos; para evitar caer en la deshidratación es necesario reponer los líquidos que has perdido, y también sodio y potasio, necesario para mantener en forma óptima el metabolismo celular. ¿Y como conseguimos recuperarnos y evitar la deshidratación? Fácil, tomando bebidas con un aporte correcto de carbohidratos (azúcares) y electrolitos, tal como nos dicen en el último número de la revista científica de la Federación de Medicina Deportiva (FEMEDE) “Archivos de Medicina del deporte”.

En esta publicación, basada en un análisis realizado por el Dr. Pedro Manonelles, se destaca que la reposición de sodio y potasio en el ejercicio prolongado “es esencial para mantener el volumen plasmático y la hidratación”, y que “ingerir hidratos de carbono minimiza el glucógeno perdido por el ejercicio físico intenso”. Las bebidas con hidratos de carbono, combinadas con electrolitos (siempre en correcta cantidad), mejoran el rendimiento del deportista y la absorción intestinal de sodio y agua, en mayor medida que otras bebidas. Además, suelen ser más apetecibles y refrecantes que tomar solamente agua. En cuanto a los hidratos de carbono, los expertos responsables del artículo recomiendan que su concentración oscile entre el 4-8% de la bebida, sobre todo cuando la actividad sea superior a 1 hora.

Junto a ello, recientemente la revista del Colegio Americano de Medicina Deportiva ha publicado una investigación sobre el efecto de los carbohidratos de las bebidas en el rendimiento físico, tanto en condiciones ambientales frías como cálidas. Sus investigadores comprobaron que sólo las bebidas que contenían un 4% y un 6% de carbohidratos mostraban una mejoría significativa en la capacidad de ejercicio en condiciones ambientales frías, y a partir de los 30ºC, únicamente las bebidas con un 6% de carbohidratos mostraron eficacia en el mantenimiento de la resistencia. El análisis también señala que a partir de los 30 minutos de ejercicio resulta necesario compensar la pérdida de líquidos, y tras el esfuerzo físico, debe restablecerse la función fisiológica, cardiovascular, muscular y metabólica reponiendo las pérdidas de líquidos y solutos. Si la deshidratación es superior al 2%, se recomienda beber aún sin tener sed y salar más los alimentos. Por ello, las bebidas para deportistas que contienen sodio e hidratos de carbono, deben consumirse también al finalizar el esfuerzo. 

Como ya hemos comentado al principio, la FEDEME nos recuerda que el riesgo de deshidratación durante la práctica deportiva siempre esta ahí. Si caéis en este estado podéis sufrir un estrés fisiológico caracterizado por el aumento de la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal, y favorece la aparición de calambres musculares, agotamiento y golpe de calor.


Post Patrocinado

{ 2 comentarios... léelos y comenta }

  1. Yo he sido deportista y recomiendo tomar bebidas con carbohidratos. Para mi es la mejor forma de estar a tope después de realizar un esfuerzo prolongado

    ResponderEliminar
  2. Te recomiendo la lectura de http://www.bmj.com/content/343/bmj.d4280
    http://www.bmj.com/content/335/7633/1288.full
    http://www.bmj.com/content/345/bmj.e4737
    Llegan a conclusiones distintas de las que expones en el post
    Un saludo

    ResponderEliminar