Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Hace un par de días mencionaron en clase un extraño síndrome que al oírlo pensé que sería una broma, y no le dí más importancia: pero va a ser que no. Fue llegar a mi casa y ponerme a googlear para informarme sobre el tema, y cual fue mi sorpresa al encontrar que había hasta un trabajo publicado en una revista médica seria (Anales de Medicina Interna)

Si queréis revisar la fuente (os lo recomiendo) pinchad aquí; yo simplemente voy a resumirlo.

El Síndrome del recomendado se manifiesta como la aparición de imprevistos y complicaciones no habituales en pacientes con los que se pretende desarrollar una atención más esmerada, como por ejemplo familiares, amigos, amigos de amigos, compañeros de trabajo, gente famosa, etc. Estas complicaciones incluyen una evolución más tórpida de la enfermedad de lo que cabría esperar, mayor iatrogenia, retrasos y olvidos de citas y una historia clínica defectuosa.

Algunas de las causas de su aparición son:

- Solicitud de una atención especial por parte de los pacientes, rechazan verse incluidos en la rutina habitual
- Mala calidad en la realización de la historia clínica (incompleta, desordenada)
- Exceso de estudios diagnósticos con los consiguientes "falsos positivos"
- Omisión de exploraciones y estudios sencillos habituales
- Sobretratamiento e iatrogenia
- Se atiende a los pacientes fuera del lugar y horario habitual (en los pasillos, en las guardias), con todos los problemas que conlleva de falta de acceso a recursos del hospital y el hecho de no dejar constancia por escrito de la información recogida.
- Empleo de técnicas novedosas y sofisticadas, lo que conlleva que a veces no esté suficientemente contrastada la evidencia de su beneficio real.

En fin, todos sabemos que esto existe y seguramente seguirá existiendo siempre; sin embargo, como hemos leído, se puede volver en contra del propio paciente "enchufado", produciéndose al final un peor acto médico con mayor número de complicaciones. Así que, estudiantes de medicina, cuidadito...


{ 4 comentarios... léelos y comenta }

  1. Si que existe llevo 28 años de cirujano y lo tememos. El antídoto fundamental es no operar nunca a un familiar (busca un compañero de confianza y ejerce de familiar no de médico) si tienes que atender a un familiar o un compañero que vaya a la consulta como todos los pacientes y siga los mismos circuitos. El postoperatorio sin atajos y con las mismas rutinas. De todas maneras existe un sesgo ya que te acuerdas más de las complicaciones de estos pacientes. Espero que os sirvan mis recetas, si os interesan otras para residentes http://tribulacionesdeuncirujano.blogspot.com/p/manual-del-residente.html

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar pormeteo. Es cierto que, aunque nos cueste, es necesario seguir la misma rutina con nuestros familiares y amigos, así se evitan muchos problemas.

    ResponderEliminar
  3. A todos los pacientes los debemos tratar igual, es decir bien.

    ResponderEliminar
  4. En mi centro lo decimos.. Cuando un "recomendado" se complica és "el sindrome del recomendado". Hace todas las complicaciones posibles, no se pincha la via a la primera,.. pasa de todo. Pense lo mismo ayer cuando dijeron que el Rey lo tenian que volver a operar de la protesis "Eso és Sindrome del recomendado" ;-)

    ResponderEliminar