Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

De vez en cuando llegan a mis oidos, desde hace unos cuantos años, que tal y cual grupo de médicos o informáticos ha creado un nuevo software capaz de hacer diagnósticos médicos con relativa elevada precisión.

Sin embargo es imposible conseguir un diagnóstico correcto en una proporción cercana al 100% debido a una razón primordial: la medicina no es una ciencia exacta como las matemáticas o la física que pueda ser codificada mediante ecuaciones o algorismos, por muy sofisticados que estos sean.

Y pensando sobre este tema me dí cuenta de que Google (más bien su buscador) podría servir muy bien para hacer diagnósticos de este tipo, mediante la introducción en el buscador de los signos y síntomas clave de la enfermedad que estamos buscando. Buscando la información existente sobre esto encontré felizmente una curiosa publicación en el British Medical Journal: Tang H, Ng JH. Googling for a diagnosis-use of Google as a diagnostic aid: internet based study. BMJ. 2006 Dec 2;333(7579):1143-5. Epub 2006 Nov 10 (enlace). A continuación un resumen y conclusiones del trabajo:

Con el objetivo de determinar cuanto ayuda Google a los médicos a realizar diagnósticos correctos, Tang y col. diseñaron un estudio basado en internet, utilizando el buscador Google para realizar los diagnósticos. Seleccionaron una muestra de 1 año de los casos diagnóstico presentados en los “case records” del New England Journal of Medicine. Seleccionaron 3 a 5 términos para la búsqueda de cada caso, desconociendo el diagnóstico correcto. Se registraron 3 de los diagnósticos más prominentes encontrados en base a síntomas y signos, y se revisaron los diagnósticos aparecidos en las primeras 3 hojas (máximo 5).

Se identificaron 26 casos diagnósticos, y la búsqueda en Google encontró el diagnóstico correcto en 15 (58% de los casos).

El buscador Google tiene la ventaja de fácil utilización y se encuentra disponible en forma gratuita en internet, aunque la eficiencia del resultado es variable según el operador y las palabras claves utilizadas. La conclusión del trabajo es que las búsquedas en Google ayudan a los médicos a formular un diagnóstico diferencial en casos de diagnósticos difícultosos.


Pero claro, un auténtico estudiante de medicina no debe de tomar todo lo que lee (aún del BMJ) por cierto, y está obligado a ser crítico con todo; por eso he realizado un pequeño experimento por mi cuenta: He seleccionado 4 enfermedades al azar sacadas de mis apuntes, y unos cuantos signos y síntomas que suelen aparecer en dicha enfermedad (En este caso yo sí conozco el diagnóstico). Posteriormente introduzco las palabras seleccionadas en Google, e intento encontrar el diagnóstico correcto de entre los primeros 10 resultados que nos devuelve el buscador. No incluyo factores de riesgo (Ej: fumador). Es importante elegir síntomas que realmente encontraríamos en el hipotético paciente.

  1. Enfermedad de Buerger: Claudicacion intermitente, fenómeno de raynaud, tromboflebitis. Aparece la respuesta correcta en el 1º y 7º resultados. La damos por regular.
  2. Síndrome de Reye: Vómitos, comportamiento agresivo, estupor. Aparece la respuesta correcta en el 1º, 2º, 4º, 9º y 10º resultados. La damos por buena con nota.
  3. Glaucoma agudo: Ojo, dolor agudo, náuseas, visión borrosa. Aparece la respuesta correcta  en el 1º, 2º, 3º, 4º, 5º y 9º resultados. La damos por buena con nota.
  4. Cáncer colorrectal: Hematoquecia, pérdida de peso, estreñimiento, anemia. Aparece la respuesta correcta en el 1º, 3º, 5º resultados. Le damos un aprobado raspado.
Como podéis ver en los puntos anteriores, creo que los resultados son bastante buenos, incluso mejor de lo que me imaginaba. Sin embargo considero que todo esto solo puede utilizarse como una herramienta de apoyo, para esos casos que tienes el diagnóstico en la punta de la lengua y se necesita un empujoncito. Aparte de esto, yo he utilizado patologías poco rebuscadas; habría que estudiar el comportamiento del buscador en casos más complicados.

¿Y vosotros, qué pensáis sobre esto?

{ 5 comentarios... léelos y comenta }

  1. Yo creo que el problema, más que para los estudiantes o los profesionales de la medicina, es para la población ajena a la Salud, que tiene un síntoma y lo primero que hace es mirarlo en Google, creyéndose por sistema lo que allí encuentre.

    Yo ya he visto a varios pacientes en consulta que vienen diciendo que tienen "esto" y lo "otro" porque lo han leido en Google, y lo que es peor aún, en algunos casos, creen que lo encontrado en Internet es más verdadero que la opinión del médico en sí, cosa que me parece grave.

    A su vez, Google es una herramienta peligrosa para los hipocondríacos, que ante cualquier síntoma banal, buscan y se quedan automáticamente con lo más grave de la lista y acuden al médico creyendo que tienen una enfermedad terminal.

    Yo creo que Google está bien para buscar algo de forma puntual, pero no se puede uno fiar de todo lo que lee ahí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. El problema de todo es el que tu bien dices Irene, que la gente "no sanitaria" use la búsqueda en Google como palabra de Dios, por encima incluso de lo que le diga su médico, que se autodiagnostiquen y que se automediquen (que es todavía peor). Solo debe ser utilizado en el caso de los médicos como una ayuda, una ayuda con muchos asteriscos...

    ResponderEliminar
  3. Al igual que si te compras la enciclopedia británica no eres un erudito, para ser medico hace falta algo mas que Google como herramienta.

    Es curioso porque hace unos meses yo hice el mismo experimento: http://emilienko.blogspot.com/2010/08/doctor-google.html.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer tu entrada Emilienko: la diferencia es que tu hiciste la búsqueda de la forma que la haría un paciente, y en mi "experimento" lo he hecho de la forma que lo haría un médico.

    De todas formas es preocupante el resultado que obtuviste, eso demuestra lo fácil que es que los pacientes encuentren en internet información errónea o incompleta sobre sus dolencias, a veces también para autodiagnosticarse y automedicarse.

    Saludos, y por cierto, estuviste fenómeno cuando fuiste a la radio, os estuve escuchando xD

    ResponderEliminar