Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Escenas como las de la foto suceden muy a menudo en este nuestro país, especialmente en estudiantes de medicina recién examinados del examen de Patología del 10 de julio....pero no adelantemos acontecimientos...ejem.

En esta clase de situaciones en las que la gente bebe en exceso y se hincha de "pastillas juanola" seguramente os encontréis con algún caso de la Parálisis del Sábado noche. Esta jubilosa enfermedad se presenta en personas que beben (o se intoxican) en exceso y luego se duermen profundamente con el brazo colgando sobre el respaldo de una silla, debajo de la cabeza o de cualquier otra parte de su cuerpo. Como suele estar bastante borracho y suele tener amigos bastante cabroncetes, el enfermo queda en esta posición durante un tiempo prolongado, produciendo una compresión en el nervio radial del brazo, cosa que provoca debilidad de la muñeca y de los dedos, por lo que la muñeca puede quedar en una posición caída (flexionada) y también con los dedos medio flexionados (muñeca caída). En ocasiones el dorso de la mano pierde sensibilidad (hipoestesia). Habitualmente, la parálisis del nervio radial mejora cuando se alivia la presión (aunque si la compresión ha sido durante mucho tiempo puede haber lesión irreversible del nervio).

A diferencia de la Fiebre del Sábado noche, esta dolencia no cursa con fiebre ni exaltación general del sujeto.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments