Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

¿Qué pensaríais si un digo que un grupo formado por unas 5 mil bacterias han construido una réplica -de poco más de cien micras de altura- de la Pirámide escalonada de Zoser?

Pero no os penséis que cualquier bacteria puede trabajar de constructora; se utilizan bacterias magnetotácticas, que se mueven siguiendo el campo magnético de la Tierra gracias a que sus elementos celulares contienen cristales magnéticos. Por tanto se puede alterar su movimiento y comportamiento aplicando campos magnéticos controlados.

Pero claro, conseguir que unas bacterias construyan una mini-pirámide no parece muy útil; NanoRobotics Laboratory busca conseguir que las bacterias realicen tareas específicas a muy pequeña escala, como podría ser depositar medicamentos directamente en el interior de un tumor. Para ello los investigadores han desarrollado un microcircuito electrónico que contiene tanto la colonia de bacterias como una matriz formada de elementos conductores que producen campos magnéticos. Controlando cuidadosamente qué elementos conductores se activan el circuito puede mover a las bacterias en diferentes direcciones. Un ordenador y un microscopio permiten ver y seguir los movimientos de las bacterias y ajustar los elementos conductores para lograr que el comportamiento de las bacterias sea el deseado.

He aquí el impresionante vídeo (por lo menos para mí) de la construcción de la pirámide (la parte divertida empieza en el minuto 1, por si no os queréis tragar la introducción).



FUENTE: Lainformacion.com

{ 1 comentarios... léelos y comenta }