Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

¿Nunca habéis notado que cuando llevamos un rato sumergidos en el agua las yemas de los dedos de las manos y de los pies se arrugan?
Entremos en contexto. La epidermis o capa externa de la piel consiste en células llamadas queratinocitos que poseen un esqueleto intracelular muy robusto constituido por una proteína llamada queratina. La capa externa de la epidermis, llamada estrato córneo, está compuesta por tanto por esas bandas alternas. Cuando las manos se empapan de agua, la queratina la absorbe y se hincha. El interior de los dedos, en cambio, no sufre ningún abultamiento. Como consecuencia hay una cantidad excesiva de estrato córneo y este se arruga igual que una falda fruncida. Esta acumulación se produce en lo dedos de las manos y los pies porque la epidermis es mucho más gruesa ahí que en cualquier otra parte del cuerpo. El pelo y las uñas que poseen otros tipos de queratina también absorben algo de agua y por eso se ablandan.
El hecho de que la queratina de nuestros dedos absorban el agua de la que están recubiertos se debe al fenómeno de la ósmosis. La ósmosis es un fenómeno fisicó-quimico según el cual, teniendo una membrana semipermeable separando dos espacios con agua y solutos en disolución, el agua difunde por si sola desde el sitio de menor concentración de solutos al de mayor concentración, todo esto sin que se trasvasen los solutos.
Por esto, cuando os bañáis en agua dulce (la cual tiene una menor concentración de solutos que las células de la epidermis) la piel de los dedos absorbe el agua y se hincha. Sin embargo, si os bañáis en agua del mar (agua salada, con alta concentración de solutos), al tener esta mayor concentración de solutos, el agua no difunde hacia la epidermis. Para comprobar esto, yo mismo he realizado un experimento bastante simple: llenáis dos tarros con agua, uno con agua del grifo normal (agua dulce) y otro con agua salada (le echais un puñado de sal), y metéis una mano en cada uno. Al cabo de media hora aprox. sacais las manos y podeis comprobar que solo los dedos de la mano en contacto con el agua dulce se han arrugado; además, da igual que el agua esté caliente o fría. Aqui os dejo un vídeo explicativo de la ósmosis:

Aparte de esto, los dedos se pueden arrugar (absorber agua) también cuando nos bañamos en el mar, mediante el mecanismo llamado ósmosis inversa (explicado en el video anterior), que consiste en que si se aumenta la presión del lado de mayor concentración, puede lograrse que el agua pase desde el lado de alta concentración al de baja concentración. Sin embargo, para que ocurra esto se tiene que crear una gran presión, y cuando sumergimos las manos en el agua del mar no solemos sumergirlas mas de medio metro, lo cual es insuficiente para alcanzar la presión necesaria. Tengo que reconocer que no se calcular la profundidad a la que esto sería posible, pero estoy seguro que se puede (calcular las presiones osmóticas del agua del mar y del plasma, la presión hidrostática de cada profundidad, etc). Así que si algún fisico o estudiante aplicado lee esto que lo calcule por amor al arte y me lo comente.

{ 6 comentarios... léelos y comenta }

  1. no ha quedado claro aplicando el concepto de ósmosis el porque se hinchan las células de la epidermis, pero en las manos se manifiestan como arrugas.

    ResponderEliminar
  2. pues yo hice ese experimento y se arrugaron más los dedos sumergidos en agua salada q los sumergidos en agua dulce

    ResponderEliminar
  3. "Aparte de esto, he leído por ahí que..." Fuente fiable donde las haya.

    ResponderEliminar
  4. buen trabajo, me gusto tu articulo

    ResponderEliminar
  5. SIGO CON LA DUDA, DE DONDE SACASTE ESTO?

    ResponderEliminar
  6. Soy una estudiante d ela unsinu, nenecetio esrtiu

    ResponderEliminar