Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ


Hoy me he encontrado con un divertidísimo trabajo de investigación que no he tenido más remedio que compartir con vosotros. Para meteros en contexto: en la época de las navidades la revista BMJ (British Medical Journal) publica un número especial en el que aparecen estudios extraños, humorísticos, y divertidos en general. El estudio que os traigo es del número del año 2006, titulado "Phenotypic differences between male physicians, surgeons, and film stars: comparative study".

Haced memoria y decidme la verdad: ¿no os parece que los cirujanos que veis por vuestro hospital (y vuestros compañeros de carrera que aspiran a ser cirujanos) suelen ser más guapos que los médicos de especialidades no quirúrgicas? A mí por lo menos sí que me lo parece, y a los autores de este estudio también. Según cuentan los autores "En la Facultad detectamos ciertas diferencias entre los varones que elegían cirugía o medicina como su especialidad. Los estudiantes más altos y más atractivos tendían a optar por la cirugía, y los más bajos (y quizás no tan bien parecidos) solían convertirse en médicos (incluidos los internistas y sus subespecialidades)".

Ante ello, el equipo del Clínic diseñó un estudio comparativo sobre una muestra aleatoria de cirujanos y médicos seniors, agrupados por edad, alrededor de 50 años, y sexo, siendo todos ellos hombres. En total, participaron 12 médicos y 12 cirujanos. Por su parte, un comité, formado por ocho observadoras femeninas del mismo grupo de edad -tres doctoras y cinco enfermeras del Clínic-, recibió la relación de fotografías de médicos, cirujanos y famosos y comparó los tres grupos utilizando puntuaciones medias de 1 a 7.

Las estrellas cinematográficas obtuvieron puntuaciones notablemente más altas que los cirujanos en su "índice de guapura", con una puntuación media de 5,96 puntos frente a la media de 4,39 puntos alcanzada por el segundo colectivo.

Sin embargo, los cirujanos obtuvieron a su vez puntuaciones más altas que los médicos, que consiguieron una media de 3,65 puntos. Además, los cirujanos resultaron ser significativamente más altos que los médicos -1,794 metros y 1,726 metros-.

Según los autores, existen diferentes argumentos posibles para explicar las diferencias fenotípicas entre médicos y cirujanos. En primer lugar, los cirujanos pasan mucho más tiempo en el quirófano, que son lugares más limpios, más fríos y disponen de más oxígeno que una sala de hospitalización convencional, donde los médicos pasan más tiempo.

En contraste, los médicos seniors tienen "una tendencia a llevar pesados estetoscopios alrededor del cuello", hecho que inclina más su cabeza hacia abajo y, por ello, se reduce la altura percibida. Además, tienen más necesidad de seguir con su formación y el hecho de leer y estudiar montañas de revistas médicas contribuye a que se encorven.

Fuentes: BMJ, El Mundo, IntraMed

{ 2 comentarios... léelos y comenta }

  1. Pues vaya... Espero que las ginecólogas sean las más atractivas del hospital!! Ahora creo que tocaria haver el estudio de simpatía... Ya te digo que el Dr Trilla (Salud Pública, el del centro de la imagen) gana por golesda al Dr Lacy (Cirugía General, izquierda). Y que la tónica entre cirujanos y medicos se mantiene en todo el hospital!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja ¡Qué bueno! A ver quién dice ahora que no quiere ser cirujano... Sólo discrepo en lo último: Leer, creo yo que tienen que leer ambos.

    ResponderEliminar