Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Nuestros móviles no solo recuerdan nuestras conversaciones, contactos y documentos. En ellos residen multitud de microorganismos producto de nuestro toqueteo y sobeo de los mismos.

Los protagonistas de esta historia, el Dr Simon Park (profesor titular de Biología Molecular) y sus alumnos, estamparon sus móviles en diferentes placas de Petri para poder determinar los microorganismos que podrían llevar encima. Las colonias de bacterias que se formaron después de que el teléfono haya sido impreso son sobre todo de flora bacteriana de la piel corporal (lógico).

En las imágenes que compartimos a continuación se puede ver claramente el contorno del teléfono, pero la placa entera está cubierta por el crecimiento difuso de una bacteria llamada Bacillus mycoides. Esta bacteria tiene un patrón de crecimiento característico, y el suelo es su hábitat natural, por lo que sabemos que este teléfono había estado recientemente en contacto con el suelo. Cada teléfono cuenta una historia:



Los resultados después de solo tres días de cultivo fueron bastante espectaculares por la cantidad y variedad de especies, pero afortunadamente la mayoría de las bacterias son inofensivas. Solo se encontraron algunas bacterias patógenas como Staphylococcus aureus.

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments