Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Siguiendo con el tema de "El primer.... de la historia", hoy os voy a mostrar "El primer libro de medicina impreso de la historia".

Bueno, pues el primer libro de medicina en ser impreso por la recién estrenada imprenta de Gutenberg fue "De re medica" (primera edición de 1478 en Florencia), libro escrito en el s.I d.c. por el escritor romano Aulio Cornelio Celso.

Este libro tuvo una historia convulsa: Formaba parte de una gran enciclopedia llamada "De artibus" (sobre las artes), que estuvo desaparecida entera durante toda la edad media, hasta que por fortuna, en 1426 (!13 siglos después!) se encontraron dos copias completas por el papa Nicolás V de "De Medicina", el único texto completo de medicina que nos llegó de la antigüedad.

Este libro está dividido en tres partes, según la terapéutica utilizada: dietética, farmacéutica y quirúrgica. Celso describe y critica a los empiristas y a los metodistas, porque los primeros pretenden curar todas las enfermedades con drogas, mientras los segundos se limitan a dieta y ejercicios.

Siento decir que por más que he buscado no he encontrado la primera edición de 1478 disponible para ver online, pero el gran amigo Google Books ha escaneado y ha puesto ha disposición del público la edición de 1554 (una de las primeras), que se puede consultar online, gratis y completa a través de este enlace. Incluso si os da la neura frikimédica y queréis tenerlo en vuestras manos, podéis hacerlo: en la biblioteca de la Universidad de Sevilla existe un ejemplar a disposición del público (enlace).

Para terminar con esto, os pongo la posición de Celso respecto de la medicina, que como podéis ver es bastante racional, humanitaria y de sentido común, elementos que son bastante extraños de encontrar en el saber antiguo.

1. La Medicina debe ser ciertamente racional.
2. El raciocinio del médico debe fundarse principalmente en las causas evidentes más que en las ocultas.
3. Nada aporta más al método de curar que la práctica profesional.
4. Para los que ‘están aprendiendo’ es necesaria la disección de cadáveres, pues deben conocer la posición y el orden de los órganos ‘donde nacen los dolores y las enfermedades’.

Finalmente, condena la vivisección como inhumana y solo justifica la observación anatómica de los heridos durante las maniobras destinadas a curarlos.


{ 1 comentarios... léelos y comenta }