Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ


Hace unos dias un buen amigo mio me conto que, al sentirse cansado y decaido (esta en temporada de examenes, cosa bastante comun) acudio a su medico de cabecera, el cual le recetó vitaminas. Mi amigo fue, las compró y las ha empezado a tomar, y ya no ha vuelto a quejarse de los anteriores sintomas.

¿El milagro es cosa de las vitaminas o del efecto placebo?. Siento tener que decir que la mayoria de la gente cuando piensa en vitaminas creen que son unas particulas cuasimagicas, capaces de revivir a cualquiera que las tome (aunque las tenga de sobra), cuantas mas tenga mejor (si hace falta beberse 2 litros de zumo de naranja o tomarse 3 pastillas al dia, al lio). A esto contribuyen los médicos que las recetan porque muchos pacientes no salen contentos de la consulta si no se les ha recetado nada. Puede que tengan una enfermedad leve que remitirá en unos días, una alteración de la piel para la que no hay tratamiento... Ante estos pacientes exigentes muchos médicos optan por el camino fácil: Placebo al momento y paciente contento.

Tened en cuenta que la practica totalidad de nosotros (todo el que no pertenezca a paises del 3º mundo o con problemas de malabsorcion intestinal, u otras enfermedades) tomamos con nuestra dieta normal las suficientes vitaminas (en la mayoria de los casos, en exceso) para llevar una vida sana, no siendo necesario el aporte extra de vitaminas, en cuyo caso se prodrian producir algunos efectos negativos en nuestro organismo (que sorpresa, tomar demasiadas vitaminas puede ser malo).

Asi pues, solo me queda deciros que los dos placebos preferidos por los médicos son las vitaminas y los analgésicos de venta libre (los que cualquiera puede comprar en la farmacia). Si quereis engañaros a vosotros mismos (ojo, que en algunos casos puede ser hasta bueno) tomaroslas, y si no, salid a tomar una cervecita por ahi, que tambien ayuda lo suyo.

{ 1 comentarios... léelos y comenta }

  1. Me quedo cmejor con la cervecita, puestos a pedir, que lo de meterse cosas raras sólo cuando no queda más remedio. Saludos

    ResponderEliminar