Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ

Seguro que todos ustedes habrán estado escuchando durante toda vuestra vida (seguramente de bocas de vuestras mamás) la misma frase, una y otra vez repetida: "tienes que beber como mínimo 8 vasos de agua al día" (mas o menos, unos 2 litros de agua). Pero no, no le echéis las culpas a vuestros padres, seguramente lo hayan escuchado de la "tele" , principal fuente de conocimiento y erudición de la sociedad moderna; o también, porque no, de su médico, el cual lo aprendió de nadie sabie quien o donde.


Para empezar, no todo el mundo necesita el mismo aporte de agua. Normalmente, las personas jóvenes ("no ancianas", mejor dicho) y sanas poseen el necesario sistema de alerta corporal de la sed; cuando el cuerpo necesita agua, simplemente activa el mecanismo de la sed y bebemos, por lo que si tenemos agua a mano es muy raro que podamos tener deshidratación. Otra cuestión son los ancianos, que tienen atrofiado dicho sistema de alerta, siendo necesario recordarles continuamente que tienen que beber.

Las necesidades diarias de agua para una persona media se sitúa en torno a los 2400 ml (2,4 litros). Esta cantidad la obtenemos de las siguientes fuentes:

  • Liquidos ingeridos: Aprox. 1100 ml
  • Alimentos: Aprox. 1000 ml
  • Metabolismo: Aprox. 300 ml
Estas cifras pueden variar significativamente según el autor que consultemos o el metabolismo y la actividad de cada uno de nosotros, pero así nos hacemos una idea.

Los liquidos ingeridos pueden ser agua, café, refrescos, té, etc. Aproximadamente 4-5 vasos al día (muy lejos de los 8 vasos diarios).

Los alimentos nos aportan 1 Litro de agua (depende de que alimentos consumamos, claro está). Esto a primera vista nos puede parecer excesivo; sin embargo en las carnes el 60-70% de su peso es agua, en las verduras y frutas un 80-90%. Así, entre una cosa y otra, completamos el litro de agua proporcionados por los alimentos.

En resumen, si bebéis los 2 litros de agua tan cacareados seguramente no os pase nada (simplemente fabricaréis más "pipí", útil solamente en las competiciones de orinar lo más lejos posible) pero tampoco es necesario que bebáis sin tener sed (a no ser que tengais signos claros de deshidratación).

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments