Recibe gratis las actualizaciones en tu email

Publicado por : Francisco PJ


Amigos y amigas. Hoy estoy aqui para hablaros de ese pequeño objeto, enemigo numero uno de la humanidad, cuyo inventor (que yo desconozco) será vilipendiado hasta el fin de los tiempos (seguro que lo hizo alguna suegra).

Si, lo habeis adivinado, estoy hablando del SUPOSITORIO. Si, se que habeis apretado el culo cuando lo habeis leido y habeis recordado aquellos años lejanos cuando vuestras mamis os lo ponian y vosotros ni rechistabais.

El Supositorio es una forma farmacéutica que se introduce por el recto (actualmente tambien los hay vaginales, pero no son tan desagradables), de consistencia sólida y forma cónica y redondeada en un extremo. Tiene una longitud de 3-4 cm y un peso de entre 1-3 g. Cada unidad incluye uno o varios principios activos, incorporados en un excipiente que no debe ser irritante, el cual debe tener un punto de fusión inferior a 37ºC. Y si, se utiliza para provocar la expulsion de heces en personas que padecen de estreñimiento o para administrar fármacos que no toleran otra vía

En fin, aqui os dejo una guia de la correcta colocacion de los supositorios (o "supos" como se decia en mi casa):

Los supositorios son de uso más frecuente en los niños y por tanto son las madres las encargadas de su administración. Está muy extendida la costumbre de introducir el supositorio por la parte más afilada, para facilitar la entrada del mismo. Sin embargo esta costumbre es errónea. El objeto de afilar una parte del supositorio es que al introducirlo en el ano por la parte recortada, cuando está totalmente introducido, el esfinter anal presiona sobre la parte afilada, empujando al supositorio hacia arriba en el interior del recto, donde se encuentran los plexos venosos que se encargarán de la absorción del principio activo.
  • Lávese muy bien las manos con agua y jabón.
  • Si el supositorio está blando, colóquelo bajo el chorro de agua fría o póngalo en el refrigerador unos minutos para endurecerlo antes de quitarle la envoltura.
  • Quite la envoltura, si la hubiera.
  • Si le dijeron que usara medio supositorio, pártalo a lo largo con un cuchillo limpio y bien afilado.
  • Si lo desea, póngase una funda digital o un guante desechable (puede adquirirlos en la farmacia).
  • Lubrique la punta del supositorio con un lubricante soluble en agua, como K-Y Jelly, no use vaselina (Vaseline). Si no tiene este lubricante, humedezca la región anal con agua fría del grifo.
  • Acuéstese sobre un costado, con la pierna de abajo extendida y la pierna de arriba flexionada hacia arriba, contra el estómago.
  • Levante el glúteo de arriba para exponer la región anal.
  • Introduzca el supositorio por el extremo más ancho (la punta va hacia afuera), empujándolo con el dedo más allá del esfínter del recto. Si no lo introduce más allá del esfínter, el supositorio puede salirse.
  • Apriete los glúteos unos segundos.
  • Permanezca acostado durante aproximadamente 15 minutos para impedir que el supositorio se salga.
  • Evite defecar durante más o menos una hora para que el organismo pueda absorber el medicamento del supositorio.
  • Deseche los materiales usados y lávese muy bien las manos.

Curiosidades: Invencion de una silla que te pone los supositorios. Pinchad aqui.

{ 3 comentarios... léelos y comenta }